Fabián Zurita

Montañero y educador. En estas, sus dos vocaciones, Fabián Zurita ha sido un revolucionario. Desde que comenzara su actividad en 1960, se ha convertido en el ecuatoriano más activo en el desarrollo y popularización del montañismo en el país. Es uno de los pocos pioneros sobrevivientes de la “época heroica y romántica del montañismo ecuatoriano”. A sus 78 años sigue en plena actividad organizando programas de promoción, uno de ellos la Aventura del Ilaló al Cotopaxi para “jóvenes de toda edad”, que va en su vigésimo segunda edición y que inició en el año 2000. Con este programa y otros similares, más crónicas y reportajes en el diario El Comercio y otros medios, Fabián Zurita ha roto mitos y prejuicios acerca del montañismo y ha ayudado a más de 50.000 personas -desde niños de 5 años hasta abuelos de 80- a descubrir y amar el esplendor de la montaña. En 1960 Fabián Zurita fundó Montaña, la primera revista de montañismo ecuatoriana. En 1964 construyó en el Chimborazo el primer refugio de alta montaña del Ecuador. En 1967, con el movimiento juvenil de cumbres Sadday que fundó en Granada, España, Fabián Zurita realizó ascensiones masivas, actividad que luego, en 1968 en la ciudad ecuatoriana de Cuenca, revolucionó el montañismo de nuestro país con ascensiones en las que participaron personas de todas las edades, niños y niñas, adolescentes y adultos, inmensas “caravanas de montaña” formadas por 200 a 500 aventureros (en una ocasión 1.200 niños y niñas, en otra 1.500 alumnas del colegio Manuela Cañizares) que comenzaron a llenar de vida los páramos, rocas y nieves de nuestras montañas. Como educador, Fabián Zurita ha descubierto en la naturaleza a la mejor maestra de vida. Ha sido pionero en el país con sus originales, austeros y profundamente educativos Campamentos Fabián Zurita, en los que transmite a niños y adolescentes su conocimiento  y amor por la naturaleza. Desde 1974 y a lo largo de 68 campamentos en la sierra y en la costa, suman ya 17.500 los chicos y chicas de todo el Ecuador y otros países que han forjado su voluntad en las intensas experiencias de libertad, solidaridad, resistencia física y moral, audacia y anhelo de trascendencia que se viven en los campamentos. Fabián Zurita recibió homenajes por sus 50 años de montañero y educador. Destacamos el expresado por las autoridades y montañeros de Riobamba (ciudad donde se construyó el primer refugio de alta montaña del Ecuador) y el homenaje ofrecido por el Congreso Nacional en razón del gran aporte de Fabián Zurita al desarrollo del montañismo ecuatoriano y la educación por la naturaleza.